<span>Castellano</span><span>English</span><span>Valenci&#224;</span>
CENTRE DE RECURSOS TECNOLÒGICS DE L'AUDIOVISUAL VALENCIÀ
Portal per al sector audiovisual
 
Las televisiones comerciales siguen sin confiar en la TDT
Casi nueve meses después de que las digitales nacionales comenzaran su andadura y en vísperas de las Comunidades Autónomas pongan en marchas sus señales locales, el sector no termina de convencerse de la viabilidad comercial de la nueva tecnología.
divendres, 20 d'octubre de 2006
Esta mañana el Consejero Delegado de Telecinco, Paolo Vasile, ha vuelto a dar la voz de alarma. Para Vasile a la TDT ‘la han gafado desde el principio’ y cree que no se puede obligar a nadie a que se suscriba al nuevo sistema, antes del apagón analógico.

Durante su intervención en los desayunos 'Fórum Europa' de Nueva Economía Fórum, Vasile aseguró que en el inicio de la TDT en 1999 se puso en marcha 'una idea fantasiosa' al crear una plataforma de pago 'cuando las dos existentes estaban mal'. En la actualidad, dijo Vasile, el Gobierno anunció medidas urgentes de impulso a la TDT y 'se han abierto dos canales analógicos'. El consejero delegado señaló que la TDT tiene 'su ritmo propio, que no conocemos' y la gente adoptará este sistema cuando lo quiera, ya que 'no se puede obligar a tener una cosa si en ese momento se piensa que no es útil'.

Las críticas de Paolo Vasile no son nuevas. Casi todos los directivos del sector coinciden en que la TDT no está ni mucho menos, siendo el revulsivo que las teles necesitan. Las teles nacionales llevan emitiendo más de nueve meses, un tiempo en que los contenidos son prácticamente testimoniales. Y es que la mayoría de los canales filiales de Telecinco, Antena 3 y RTVE emiten contenidos del recuerdo y programación enlatada de escaso interés comercial. Esta situación se agrava si consideramos a VEO TV y NET TV, canales que emiten sólo en digital, y cuya programación propia intenta abrirse paso con dificultades.

Los cierto es que los canales mantienen paralizadas todas sus inversiones en TDT a la espera de que los anunciantes confíen en el nuevo formato. Los pocos que apuestan por programación propia reconocen que de momento está arriesgando dinero, con la esperanza de recuperar su inversión en el mediano plazo. El problema es que el parque de decodificadores (la única manera de hacer masiva la nueva tele) no termina de despegar.Las últimas cifras de Sofres indican que casi 4,5 millones de individuos han adaptado su televisor para disfrutar de esta tecnología digital, lo que supone un 10,7% de la población. En septiembre, el consumo de este nuevo sistema representó un 3,06% del total televisivo, lo que se traduce en 183.000 espectadores. No obstante, existe todavía un gran déficit de adaptación de antenas colectivas, para poder ver todos los canales disponibles en cada demarcación.

Las críticas de Vasile y del sector en general, también apuntan a que el Gobierno no está haciendo lo necesario para promocionar la TDT. Casi al mismo tiempo que comenzaba a emitir la nueva tecnología, se creaba una Asociación pro TDT de carácter privado, con aportes estatales, para comenzar campañas de masificación. Nueve meses después, es muy poco lo que ha hecho esta asociación, que constantemente critica al Gobierno por falta de fondos. El Gobierno ha destinado una inversión de cuatro millones de euros, aunque ha comprometido casi 10 millones en total para el futuro.

Todo esto, mientras algunas Comunidades como Madrid preparan el relanzamiento oficial de la TDT en sus diferentes demarcaciones. En este caso los problemas son los mismos: escasa inversión publicitaria y apuestas comerciales poco sólidas.

De momento, sólo tenemos previsiones respecto del futuro de las audiencias de los canales pequeños y de la fragmentación del share. Como señala el propio Vasile, la televisión en España tiene 'con dos ligas': una que obtiene un 20% de la audiencia y otra con 'número más pequeños'. No obstante, mientras la TDT no despegue estos números pequeños seguirán sin llegar.
 
 
© 2020 AIDO