<span>Castellano</span><span>English</span><span>Valenci&#224;</span>
CENTRE DE RECURSOS TECNOLÒGICS DE L'AUDIOVISUAL VALENCIÀ
Portal per al sector audiovisual
 
Cuenta atrás de la reforma de la regulación audiovisual en la UE
Cuenta atrás de la reforma de la regulación audiovisual en la UE
La regulación de los contenidos audiovisuales en la Unión Europea entra al fin en la recta final
dijous, 15 de setembre de 2005

La regulación de los contenidos audiovisuales en la Unión Europea entra al fin en la recta final, después de varios años de debate sobre cómo adaptar la desfasada directiva sobre televisión sin fronteras, adoptada en 1989, al nuevo escenario de multiplicación de medios y oferta de contenidos. El próximo martes 20 de septiembre comenzará en Liverpool una gran conferencia organizada por la Comisión Europea y la Presidencia británica de la UE con 420 asistentes procedentes de los diferentes sectores afectados por los cambios -televisiones, radios, empresas de publicidad, operadores de internet y de telefonía, reguladores nacionales y regionales, entre otros-. Será la última oportunidad de exponer sus puntos de vista sobre la reforma legislativa que prepara el Ejecutivo comunitario, que prevé presentar sus propuestas formales el próximo mes de diciembre.

La directiva vela por la promoción de los contenidos audiovisuales de factura europea y la protección del telespectador, en concreto de los niños, con cuotas mínimas de programación comunitaria y límites a la publicidad. Pero sus normas han dejado de tener sentido en un panorama mediático cada vez más dominado por nuevas tecnologías como internet, la transmisión de programas o deportes a través de teléfonos móviles o los servicios de pago. En internet, donde día a día gana terreno la descarga de contenidos audiovisuales, de poco sirve decir que no debe haber escenas subidas de tono hasta las diez de la noche con el fin de proteger a la infancia. O exigir que el 50% de las producciones sean europeas, porque sólo puede controlarse en las televisiones pero no en los operadores de telefonía móvil. Estas medidas tenían como fin ayudar a la financiación de producciones europeas, pero parecen desfasadas y la Comisión Europea está abierta a soluciones más imaginativas, como el product placement -la muestra de marcas en un programa o película-. Su uso está muy restringido en la UE pero no en las producciones americanas. Pero Bruselas propone llevarlo adelante si se hace de manera clara y se garantiza que se trata de contenidos audiovisuales y no de publicidad encubierta. La idea suscitará sin duda todo tipo de reacciones la próxima semana.

Para sortear todas estas limitaciones y sobrevivir en un escenario tan cambiante, Bruselas se inclina por que la regulación se dirija a los contenidos y no se fije tanto en el canal de emisión. También debería ser más flexible en el cumplimiento de los límites publicitarios o las cuotas de contenido europeo. Al margen de los nuevos canales de distribución, el cambio legislativo tendrá un efecto directo en un medio hasta ahora excluido de la aplicación de la directiva: la radio.

 
 
© 2020 AIDO